Las cinco tendencias en innovación empresarial que marcarán 2018

Estás en:

Bioeconomía, sostenibilidad, democratización del consumo, economía de la experiencia e inteligencia artificial seguirán creciendo el próximo año.

La innovación y la disrupción cobran cada vez más mayor relevancia en las empresas colombianas con resultados que se reflejan en el Índice Global de Innovación, donde Colombia escaló a la posición 65 entre las 140 economías del mundo analizadas en esta materia.

Tanto así que ya no es necesario atravesar fronteras para buscar referentes en innovación. Hoy en día, los empresarios locales se están adaptando con rapidez a las nuevas tendencias innovadoras que se evidencian más allá de los indicadores económicos y que pueden llegar a cambiar la vida de las personas.

“La innovación no solo se restringe a las empresas de Silicon Valley, pues las colombianas también se han posicionado con ideas disruptivas a nivel nacional y es importante exaltarlo con mayor fuerza”, expresó Sergio Peláez, director de Estrategia de Clientes de Bancolombia.

Inteligente resaltó cinco tendencias en innovación empresarial que se continuarán imponiendo en 2018.

1. Bioeconomía: la biotecnología es uno de los mayores polos de desarrollo para las empresas y las economías ya que sus efectos se empiezan a ver en múltiples sectores. De esta manera, biomateriales que se pueden fabricar con productos agrícolas como la yuca o el maíz sirven de insumo para fabricar nuevas piezas.
La bioenergía y las energías renovables, entre las que se incluye la generación solar que algunas empresas ya aprovechan en Colombia para sus propias plantas, continuará en auge el próximo año. Estas tecnologías, que antes se veían inalcanzables y con altos costos, ya están a la mano de los empresarios para impulsar la competitividad y la eficiencia de recursos en sus compañías en el largo plazo.

2. Sostenibilidad: más que un asunto de relaciones públicas o labor filantrópica ha pasado a ser uno de los pilares de innovación a través de tendencias como la construcción sostenible o los bonos y créditos verdes.
La sostenibilidad puede imponerse como uno de los mejores argumentos de negocio y ser parte de la agenda con frecuencia en todos los sectores, pues ninguno es inherente a lo que ocurra con el medio ambiente. Las certificaciones Leed para nuevos proyectos urbanísticos, procesos de construcción de impresoras 3D con piezas fabricadas que provocan menos desperdicios y con polímeros más resistentes, son prueba de que la economía verde llegó para quedarse y generar réditos.

3. La democratización del consumo: las tiendas ‘hard discount’ que se extienden en diversos sectores son el resultado de cómo los empresarios están leyendo la economía familiar de los colombianos a través de modelos de bajo costo y consumo masivo. Han llegado a restaurantes, hoteles y gimnasios que solían ser espacios de nicho y alejados de este tipo de negocio. “Cuando uno sabe que uno de cada cuatro pesos del ingreso de las familias se destina a la alimentación, el ahorro en este punto es fundamental”, indicó Peláez.

4. La economía de la experiencia: a pesar de que el ahorro es muy importante y se evidencia en modelos como los negocios ‘hard discount’, lo cierto es que servicios sofisticados y premium con atención de la más alta calidad y excelencia son el terreno de la economía de la experiencia. En este campo, las industrias creativas y la economía naranja se apoderan de áreas como turismo y viajes temáticos, conciertos, centros comerciales, apps, moda, diseño o mercados de nicho que se adaptan a las necesidades específicas de los clientes con conceptos que sorprenden y que salen fuera de lo cotidiano.

5. La inteligencia artificial: es un tema ineludible en la actualidad, en el cual tecnologías como machine learning, Big data, robótica o la inteligencia artificial ya hacen parte de las reuniones y eventos empresariales con mayor frecuencia. Sectores como agro, salud y comercio, día a día, son cada vez más susceptibles a la llegada de estas tecnologías, con adaptaciones e innovaciones que facilitan sus procesos y les ofrecen nuevos espacios de
mercado.
En este sentido, el manejo y comprensión de datos se imponen como una manera de interactuar inteligentemente con los usuarios y ayudar a tomar decisiones que mejoran la efectividad de las compañías e impulsan la competitividad, un ámbito al que se debe prestar mayor atención en 2018.

“Estas tendencias son de vital importancia para el desarrollo y beneficio de las empresas y los consumidores. Se están rompiendo paradigmas a través de estas ideas disruptivas que son las que están cambiando el mundo. En esa ruta deben enfocarse los empresarios en Colombia”, concluyó Peláez.

Andrés Octavio Cardona - acardona@larepublica.com.co

Fuente: 
La República

Circulares

Circular No.
062 - 2017
OBLIGACIONES GENERADORES DE CARGA

Indicadores económicos

Petróleo
US$63,84
Dólar
$2.868,03
Euro
$3.507,60
DTF
5,17%
UVR
252,6274